Follow us on:
Perspectives

Articles tagged with: IoT

De paraguas que piden salir de casa y de fábricas robotizadas

Friday, 28 October 2016 Maria Jose de la Calle Posted in iTTi Views

Cuando los objetos físicos incluyen microchips que tienen en mayor o menor grado capacidades de un ordenador, e incluso que pueden tomar decisiones en el mundo físico, la seguridad se torna vital. En robótica, esto supone el salto a robots no dedicados a una tarea y  no asentados en un espacio, sino que pueden aprender dentro de un ámbito y se pueden mover. "Planifica para lo peor. IoT debe tener capacidades para responder a ataques, malware o cualquier incidente negativo, antes de que sea necesario"[i].

De la IoT

"Nosotros somos entes físicos, y también nuestro entorno. Todavía hoy la tecnología de la información es tan dependiente de los datos originados por las personas que nuestros ordenadores saben más de ideas que de cosas. Necesitamos capacitarlos para que con sus propios medios recojan información por ellos mismos. RFID y sensores capacitan a los ordenadores para observar, identificar y entender el mundo."[ii]

Este párrafo pertenece al artículo "That 'Internet of Things' Thing", publicado en junio de 2009, y escrito por Ashton Kevin, al cual se le atribuye el haber acuñado el término de "Internet de las Cosas" o IoT (Internet of Things), hecho que recuerda él mismo al comienzo de dicho artículo. 

La idea de Ashton, como el mismo indica, era la de que los ordenadores pudieran recoger información de objetos físicos para hacer un seguimiento y recoger medidas de sus estados, y así poder informar de cuando las cosas tuvieran que se reemplazadas, reparadas, o si habían caducado o no; todo ello sin intervención humana.

Esto parece haberse ya realizado con creces al haber insertado en casi cualquier objeto al uso pequeños dispositivos -microchips- capaces de, como mínimo, conectarse a Internet, recoger datos y ser capaces de enviarlos a otros dispositivos u ordenadores. 

La "Internet de las cosas" ha conformado una infraestructura de red global basada en protocolos de comunicación estándar e interoperables, que ha venido a sumar a los datos ya producidos e introducidos por las personas en los ordenadores, los recogidos por objetos, de ellos o del entorno, a los que se han incorporado  microchips para estos efectos -sensores y medidores-, incrementado la cantidad de datos existentes. 

Según Rob Highi[iii], vicepresidente y CTO de IBM-Watson, ya en el 2015 se generaron del orden de 2,5 exabytes (EB = 1018 bytes) cada día, de los cuales sólo vemos y utilizamos una pequeñísima parte, y para el 2020 se espera que ese número crezca hasta los 44 zettabytes (ZB = 1021 bytes).   

Pero los microchips pueden hacer otras muchas cosas, como almacenar gran cantidad de datos -memorias-o realizar operaciones lógicas y aritméticas -procesadores-, lo que se traduce en la ejecución de aplicaciones. Constituyen pequeños ordenadores dentro de los objetos, conectados entre sí - a través de Internet- y que tienen la capacidad de ejecutar código, de ver -cámaras-, oír -micrófonos- oler -procesar sustancias químicas- y, en definitiva, sentir el mundo físico que los rodea y actuar sobre él. A estos dispositivos que disponen de capacidad de computación y de conectividad se les ha llamado "dispositivos inteligentes" (smart devices). 

Los objetos han cobrado una identidad propia, por una parte virtual que los identifica como únicos en Internet, y por otra su realidad física asociada a la virtual, con lo que otros objetos y personas los pueden identificar.  

Un ejemplo reciente lo constituye el paraguas "oombrella"[iv], proyecto que empezó en el 2014 y que finalizará, previsiblemente, en otoño de este año 2016 con la salida a la venta de dicho paraguas. 

Realiza tres funciones básicas: 1) envía a un smart-phone alertas del tiempo local, por ejemplo "lloverá en 15 minutos. Llévame contigo"; 2) envía alerta a un  smart-phone si se aleja de él de 30 a 50 metros, algo como "no me dejes"; y 3) comparte datos meteorológicos con la comunidad "oombrella". 

Para llevar a cabo todo esto, dispone de una plataforma de hardware compuesta de sensores de temperatura, humedad, presión y luz, para recoger datos meteorológicos; de procesador para,  con los datos recogidos, estimar el tiempo meteorológico; y de las comunicaciones con un teléfono, y con el servicio en la nube que constituye la plataforma de software "wezoo", un servicio que funciona como una red social y que predice el estado del cielo en tiempo real en base a los datos recogidos de los paraguas de la comunidad, y que, a su vez envía alertas a sus miembros. 

A esta tecnología de red de objetos que se comunican entre sí, compartiendo datos, y que conecta el mundo físico y el mundo virtual a través de servicios en la nube, se le ha llamado IoT. 

El mundo físico se ha transformado en un enorme sistema de información el cual, junto a los algoritmos de aprendizaje de las máquinas, tiene como resultado que éstas "lo identifiquen y lo entiendan", tal y como deseaba Ashton Kevin, capacitándolas para tomar decisiones y actuar en él, sin intervención humana. 

Sin embargo, con la llegada de las "máquinas pensantes" y "actuantes" sobre aquel, se ha dado un salto cualitativo en cuanto a la seguridad de la información: desde la seguridad de objetos virtuales, a la seguridad de objetos físicos y a la de las personas, o como dirían los anglo-parlantes, del "security" al "safety". 

Algunos datos históricos acerca de la seguridad de la información

Antes de la época de los sistemas electrónicos, el guardar ante terceros ya era una preocupación. Una de las técnicas que se utilizan para mantener la confidencialidad de la información y a buen recaudo sus secretos es la criptografía, técnica cuyo uso se remonta al siglo V antes de Cristo, utilizada por el pueblo griego de Esparta, según nos cuenta el programa educativo "Criptored" de la UPM[v].

La seguridad informática es tan antigua como la existencia de los ordenadores, así como el empleo de contraseñas de acceso a las máquinas, y estos dispositivos son pequeños ordenadores. Con la seguridad informática, y siguiendo con "Criptored", "estamos centrando nuestra atención en aquellos aspectos de la seguridad que inciden directamente en los medios informáticos en los que la información se genera, se gestiona, se almacena o se destruye; siempre desde el punto de vista tecnológico de la informática y de la telemática". 

J.P.Anderson escribió en 1980 un documento titulado "Vigilancia y Monitorización de las Amenzas de Seguridad Informática", en el cual podemos encontrar la siguiente definición de "Amenaza: la posibilidad de un intento deliberado y no autorizado de a) acceder a la información; b) manipular la información; c) convertir un sistema en no-confiable o inútil"[vi].

El primer virus del que se tiene noticias que se extendió fuera de los límites de un laboratorio fue el virus "Elk Cloner"[vii] desarrollado a principios de los 80 para el "Apple II" y que se propagaba entre distintos ordenadores a través de diskettes. 

Con la llegada de internet -años 90- a empresas y hogares, la propagación de malware y la capacidad de entrar en cualquier dispositivo conectado se hizo mucho más sencilla. La seguridad del software y de las redes y dispositivos conectados empezó a cobrar su importancia. Surgieron los antivirus; se empezó a tomar en serio las contraseñas; aparecieron los firewall, primero sistemas hardware y posteriormente también software o una combinación de ambos; la criptografía y el cifrado de claves salió de ámbitos restringidos como gobiernos o bancos, para popularizarse en productos al consumo. 

Se acuñó un nuevo concepto, ciberseguridad, para agrupar los medios a emplear para minimizar los riesgos asociados al empleo de sistemas conectados para el tratamiento de datos y de la información, que se puede definir como "Protección de los activos de información por medio del tratamiento de las amenazas a la información procesada, almacenada y transportada por medio de sistemas de información interconectados"[viii]. 

El término "ciberseguridad", que se aplica hoy día a toda la seguridad de la información, supone un abuso del lenguaje, al tomar una parte -seguridad de la información en sistemas interconectados- por el todo.  

Si tan importante es la información, ¿por qué no se va aplicando lo ya conocido a las nuevas formas de tratarla y nuevos dispositivos? 

Los conceptos de confidencialidad, integridad y disponibilidad, los tres pilares en los que se apoya la seguridad de la información, no han perdido su vigencia, todo lo contrario. 

Tristemente, después de que los ordenadores personales se llenaran de virus en particular y malware en general, y de antivirus y medidas de seguridad, cual si de un sistema biológico se tratara en el que conviven el sistema inmunológico con gran cantidad de bacterias y virus, llegaron los dispositivos inteligentes, y de nuevo hubo que buscarles protección después de que hubieran penetrado en el mercado. 

Creo que no es necesario citar casos de todos conocidos ya que no hay más que buscar en Internet para encontrar abundante literatura sobre ello, desde automóviles, teléfonos, televisores, juguetes y así un largo etc., robando información, inhabilitando los dispositivos para su uso o invadiendo nuestra intimidad. 

... a la IIoT [ix]

La IoT se puede encuadrar en la interacción humana con los objetos. Los dispositivos son capaces de enviar mensajes a otros que nos sirven de interfaces cuando se producen ciertas situaciones, como que va a llover -el caso del paraguas- o si han entrado intrusos en nuestras casas. Así mismo, las personas por medio de los dispositivos tenemos la capacidad de controlar y monitorizar a distancia, desde cualquier sitio, objetos y condiciones, y la posibilidad de actuar sobre ellos.  

Esta tecnología, llevada al mundo de la industria es a lo que se ha llamado "La Internet de las cosas en la Industria" o IIoT (Industrial Internet of Things), o también Industria 4.0. 

Con esta tecnología, se ha dotado a sensores, medidores, bombas, máquinas-herramientas, motores, etc. de capacidad de comunicación e intercambio de datos entre ellos y con sistemas de control, a través de Internet, desde las áreas de producción en tiempo real, lo cual proporciona potentes herramientas de mantenimiento, ya que las máquinas pueden informar en todo momento de cuál es su estado -de cuándo hay que actualizarlas o repararlas, o cómo es su rendimiento-, incluso estos sistemas podrían alterar su comportamiento en respuesta a condiciones cambiantes. 

Los beneficios que aporta esta tecnología a la industria están, por una parte, en los servicios de almacenamiento y aplicaciones que la nube provee, y el análisis, gestión y mantenimiento de datos, que big-data proporciona, constituyendo herramientas potentes de toma de decisiones; y por otra, en la robótica. 

Según "Control design"[x], la robótica hasta ahora se basaba, al igual que los ordenadores convencionales, en realizar una operación -aquella para la que estaba programada- una y otra vez, y en un sitio determinado. Con los algoritmos de la IA -Inteligencia Artificial-, a la máquina se le indica lo que tiene que hacer, y la manera en que lo hace ella misma la va adaptando según las situaciones por las que va pasando. 

La IA amplía visión, movimiento y capacidad de actuar del robot. "El robot [colaborativo] se define por lo que está haciendo en el lugar que lo está haciendo, no por el robot en sí mismo. Los robots se diseñan para trabajar en cooperación con las personas dentro de un espacio de trabajo donde robots y humanos pueden realizar tareas simultáneamente".  

Tal es el caso de la factoría de Siemens en Amberg[xi] (Baviera) en la cual los empleados fundamentalmente se encargan de tareas de supervisión y control de lo que realizan las máquinas. Estas proporcionan información en tiempo real, entre ellas, para controlar y seguir el proceso de producción, y a un ordenador desde donde una persona puede revisarlo. El software define los procesos de fabricación y cada paso y estado de dicho proceso, desde su inicio hasta su fin, puede ser grabado. Alrededor de 50 millones de registros se generan cada día. 

Según un artículo publicado por "El Mundo"[xii] en junio de 2014, "el perfeccionamiento de la cadena de producción queda patente en los resultados: si en 1990 la misma fábrica desechaba 550 productos por millón por ser defectuosos, en 2013 esa cifra cayó un 97%, hasta los 12 componentes inválidos". Y añade que se ha hecho realidad "una fábrica como una máquina perfecta donde cada elemento es un engranaje de una auténtica cadena inteligente". 

La ciberseguridad industrial 

En los dispositivos industriales de fabricación y control a lo largo de los años se han ido incorporando tecnologías genéricas de las Tecnologías de la Información (TI), desde ordenadores personales con sistemas operativos de propósito general como Unix, Windows o Linux  hasta los protocolos e interfaces de comunicación entre los distintos dispositivos como Ethernet y TCP/IP, es decir, conectividad entre todos y a través de Internet, IoT y robótica con algoritmos de IA. 

Se está produciendo una convergencia de TI y de la Tecnología de Operaciones (TO), que desgraciadamente viene acompañada de los problemas de seguridad que siguen afectando a las TI.

Los expertos en seguridad industrial deben estar acompañados de los expertos en ciberseguridad, dado que los problemas y sus soluciones son comunes. 

Las dos partes de las tecnologías que se veían separadas en una organización industrial -informática corporativa (TI) e informática de operación (TO)- ya suponen un continuo en la Industria, y los atacantes siempre buscan el punto más débil para entrar en una instalación. La superficie de ataque ha aumentado. 

El OWASP ("Open Web Application Security Project") "proporciona una lista de superficies de ataque que deben entender los fabricantes, desarrolladores, investigadores de seguridad, y aquellos que busquen desarrollar o implementar tecnologías IoT dentro de sus organizaciones"[xiii].

La seguridad de IoT/ IIoT no sólo supone diseñar la seguridad en los propios dispositivos para que los datos que residen en él no sean manipulados o robados, también se deben diseñar sistemas de autenticación para hacerse reconocer y reconocer a otros como sistemas autorizados, así como implementar las comunicaciones seguras entre los distintos dispositivos. 

* *

Hasta ahora se está hablando de dispositivos conectados que comparten datos, pero ...

"¿Qué pasaría si los robots pudieran entender más cosas por sí mismos y compartir su conocimiento entre ellos?[xiv]. RoboBrain: el primer motor de conocimiento para robots, como Google o Bing para los humanos[xv]". MIT Technology Review. 

* * *

Este artículo fué publicado originalmente por @PuntoSeguridad.com/"Cuadernos de Seguridad", octubre, 2016, nº 315, pg.85, Ciberseguridad – "De paraguas que piden salir de casa y de fábricas robotizadas" – María José de la Calle. 

----------------------------

[i] "12. Plan for the Worst. IoT systems should have capabilities to respond to compromises, hostile participants, malware, or other adverse events. There should be features in place to re-issue credentials, exclude participants, distribute security patches and updates, and so on, before they are ever necessary."  "Principles of IoT Security". OWASP.  url [a 26-08-2016] https://www.owasp.org/index.php/Principles_of_IoT_Security  

[ii] "We're physical, and so is our environment. Yet today's information technology is so dependent on data originated by people that our computers know more about ideas than things. We need to empower computers with their own means of gathering information. RFID and sensor technology enable computers to observe, identify and understand the world". Ashton, K. (22 junio, 2009)  "That 'Internet of Things' Thing". RFID Journal. url [a 14-08-2016] http://www.rfidjournal.com/articles/view?4986  

[iii] Krazit, T. (30 de marzo, 2016) "IBM: Systems like Watson will save us from the data deluge". StructureData. url [a 16-08-2016] http://www.structuredata.com/tag/rob-high/  

[iv] "oombrella - unforgettable umbrella" url [a 31-08-2016]  https://www.indiegogo.com/projects/oombrella-unforgettable-umbrella-smart#/   

[v] "Proyecto Thoth - Píldoras formativas en seguridad de la información". Criptored. url [a 31-08-2016] http://www.criptored.upm.es/thoth/index.php#  

[vi] "The potential possibility of a deliberate unauthorized attempt to: a) access information; b) manipulate information; c) render a system unreliable or unusable". James P. Anderson Co. 26 Feb, 1980. "Computer Security Threat Monitoring and Surveillance".  url [a 31-08-2016] http://csrc.nist.gov/publications/history/ande80.pdf  

[vii] url [a 31-08-2016] https://es.wikipedia.org/wiki/Elk_Cloner . Una pequeña reseña de la historia de los virus la podemos encontrar en la "History of Viruses", 10 de marzo, 1994. csrc.ncsl.nist.   url [a 31-08-2016] http://csrc.nist.gov/publications/nistir/threats/subsubsection3_3_1_1.html  

[viii] "The protection of information assets by addressing threats to information processed, stored, and transported by internetworked information systems". ISACA. url [a 31-08-2016] http://www.isaca.org/Pages/Glossary.aspx?tid=2077&char=C  

[ix] Turbide,D. "What is the difference between IoT and IIoT?" TechTarget. url [a 31-08-2016] http://searchmanufacturingerp.techtarget.com/answer/What-is-the-difference-between-IoT-and-IIoT  

[x] Perkon,D. (4 de abril, 2016). "Is machine learning smart enough to help industry?" controldesign.  url [a 31-08-2016] http://www.controldesign.com/articles/2016/is-machine-learning-smart-enough-to-help-industry/  

[xi] url [a 31-08-2016] http://www.siemens.com/innovation/en/home/pictures-of-the-future/industry-and-automation/digital-factories-defects-a-vanishing-species.html  

[xii] Folgado,R. (16 de abril, 2014). "La fábrica más inteligente de Europa produce a base de 'big data'". El Mundo. url [a 31-08-2016] http://www.elmundo.es/economia/2014/04/16/534d662c268e3efc2d8b457c.html  

[xiii] "The IoT Attack Surface Areas Project provides a list of attack surfaces that should be understood by manufacturers, developers, security researchers, and those looking to deploy or implement IoT technologies within their organizations". "OWASP Internet of Things Project/ IoT Attack Surface Areas Project".  OWASP. url [a 31-08-2016] https://www.owasp.org/index.php/OWASP_Internet_of_Things_Project#tab=IoT_Attack_Surface_Areas  

[xiv] "What if robots could figure out more things on their own and share that knowledge among themselves?.". Schaffer, A. "Robots That Teach Each Other". MIT Technology Review. url [a 31-08-2016] https://www.technologyreview.com/s/600768/10-breakthrough-technologies-2016-robots-that-teach-each-other/  

[xv] "RoboBrain: The World's First Knowledge Engine For Robots".  MIT Technology Review, 12 de diciembre, 2014. url [a 31-08-2016] https://www.technologyreview.com/s/533471/robobrain-the-worlds-first-knowledge-engine-for-robots/  

 

Los medios de transporte ya tienen IP

Wednesday, 31 August 2016 Maria Jose de la Calle Posted in iTTi Views

Un tweet un poco aciago

Chris Roberts, el autor de este tweet, es un investigador en temas de seguridad quien, como tantos otros, identifica vulnerabilidades en los sistemas y avisa a las empresas para que las subsanen. En este caso, tan sólo envió  este tweet desde un avión en vuelo, bromeando sobre la posibilidad de envío de mensajes de alertade seguridad a la tripulación (EICAS - Engine Indicator Crew Alert System), por ejemplo, activar las mascarillas de oxígeno, todo esto a través del sistema de comunicaciones para los pasajeros[i]. 

Esto provocó que en el aeropuerto de destino lo estuviera esperando el FBI, acusándolo de haber entrado en los sistemas de comunicaciones del avión, y quitándole su ordenador y demás dispositivos. Al parecer, este no era su primer tweet acerca de la seguridad en los aviones, Chris llevaba ya varios años avisando de las vulnerabilidades en los aviones, como en este otro tweet[ii] suyo, simplemente fue una mala idea la manera en que quiso concienciar acerca del problema. 

La IP en los aviones

En dicho vuelo Chris no accedió a las red privada de vuelo, pero, según WIRED[iii], en otros anteriores sí se había conectado más de una docena de veces a puertos de la red situados debajo de su asiento, pudiendo rastrear el tráfico de la red y descubriendo, así, vulnerabilidades.

Resulta sorprendente que se pueda tener acceso físico a la red por medio de conectores colocados debajo de los asientos de los pasajeros. Esto contraviene una de las más básicas medidas de seguridad que esproteger el acceso físico a un sistema.

La seguridad física se entiende como la prevención de accesos no autorizados a recursos, por ejemplo el acceso a servidores, manteniendo estos "bajo llave" y controlando y monitorizando su acceso. Esto se incumple claramente con la mala práctica de colocar conectores a la red debajo de los asientos de los viajeros. ¡A quién se le va a ocurrir meter la mano debajo del asiento!

El tweet tuvo como consecuencia, aparte de la detención de Chris, una serie de artículos que, tomándolo como excusa, sirvieron para tratar, por una parte, el poco caso que algunas empresas hacen de los avisos que WhiteHat-hackers (hackers bienintencionados) realizan sobre vulnerabilidades en productos o sistemas, como, entre otros, el artículoiv "Hacker’s Tweet Reignites Ugly Battle Over Security Holes", publicado por Wired. 

Y por otra parte, sobre las ciber-amenazas en la aviación comercial, como "Did The Aviation Industry Fail Cybersecurity 101?"[v], en el que se destaca la necesidad del principio de la ciber-seguridad desde el diseño de los componentes, en vez de ir poniendo capas de seguridad, después de que los sistemas estén funcionando, y recuerda la seguridad física como una de las primeras medidas de la seguridad en los sistemas. 

El informe GAO

Pero, ¿qué es lo que ha cambiado para que se produzca tanto revuelo en cuanto a la ciber-seguridad en la aviación? Una buena pista la podemos encontrar en un informe[vi] que la "Government Accountability Office" de Estados Unidos publicó  una semana previa al incidente de Chris Roberts y su tweet, en el que dibujaba posibles escenarios de ciber-ataques en los aviones modernos y en el nuevo sistema de control del tráfico aéreo -ATC, Air Traffic Control- en EEUU conocido como "NextGen".

Hasta hace relativamente poco, los sistemas que componían el control del tráfico aéreo se comunicaban a través de redes dedicadas punto a punto y el avión tenía una comunicación terrestre con las torres de control, y su posición se conocía a través de radares. Además, el sistema de control de vuelo constituía un sistema aislado al que no se podía acceder desde el exterior, sistema cerrado a especialistas. 

Esta situación, como en casi todos los sectores de la industria, ha ido cambiando a sistemas integrados de información y distribución de la misma, comunicaciones digitales entre todos los elementos del sistema, los controladores y los pilotos, y tecnología de vigilancia y navegación por satélite, o GPS -Global Positioning System-. Todo ello hace que el sistema de control de tráfico aéreo tenga una serie de nuevos riesgos y aumenten las posibilidades de ciber-ataques. 

Por ejemplo, la conexión WI-FI a Internet para los pasajeros dentro del avión es una puerta entre el avión y el mundo exterior. Si la red Ethernet del avión es compartida tanto por los pasajeros como por los sistemas de navegación, y todo conectado al mismo router, tal y como se puede ver en la figura-4 del informe citado, el riesgo de accesos no autorizados a dichos sistemas es muy alto, a pesar del firewall que se pueda poner a la entrada de los sistemas de navegación. Esto sucede, por ejemplo en el Boeing 787 y en los Airbus A350 y A380. 

Un malware introducido en una página web visitada por un pasajero puede ser la puerta de entrada a un acceso no autorizado, o una conexión física en el asiento de un pasajero a la red del avión, caso ya explotado, con fines simplemente de investigación, por Chris Roberts. 

Tanto desde dentro del avión como desde fuera, por medio de la conexión a Internet del avión, se podría tomar control del vuelo, poner malware en los sistemas, tomar control de los sistemas de alerta de la tripulación, y, en general poner en peligro físico el avión como tal, al hacerse con el control de sus ordenadores.

De hecho, parece que algunos aviones están preparados para que se pueda tomar control desde tierra en caso de una emergencia, según la CNN en "GAO: Newer aircraft vulnerable to hacking"[vii], aunque esta tecnología parece que aún está lejos de ser segura. 

La digitalización del control del espacio aéreo en Europa

Esta modernización -o más bien digitalización- del sistema de control del espacio aéreo no es exclusiva de EEUU. En Europa hay en marcha otro proyecto denominado SESAR (Single European Sky ATM -Air Traffic Management- Research), cuyo plan de desarrollo está detallado en el documento "European ATM Master Plan"[viii]. 

Para cumplir con el objetivo de un sistema de gestión del tráfico aéreo en Europa sostenible y competitivo, el plan contempla un soporte a la automatización, con la implementación de tecnologías de virtualización así como el uso de sistemas interconectados, interoperables y estandarizados. La infraestructura del sistema evolucionará gradualmente hacia una tecnología digitalizada.

Todo esto supone unos riesgos tecnológicos que el documento recoge en el punto "5.5.4 Cybersecurity", exponiendo su preocupación tanto por el tema de la interconectividad como por el de la interoperabilidad.

La interconectividad y la integración entre distintos actores -aeropuertos, aerolíneas, etc.- supone una mayor superficie de ataque. Al estar todo conectado, entrando por una vulnerabilidad de un sistema, sería posible alcanzar cualquier otro punto de otro sistema conectado.

La interoperabilidad llevaría a un incremento en el uso de componentes estándar que daría lugar a una pérdida de diversidad e incrementaría la probabilidad de introducir vulnerabilidades ya conocidas en el sistema.

Por ello aconseja tratar el tema de la ciber-seguridad desde el diseño, en lugar de esperar a que los sistemas estén funcionando, reconociendo que la ciber-seguridad no es un tema estático, sino que evoluciona con la sofisticación de los atacantes y con los cambios en los sistemas que introducen nuevas vulnerabilidades. 

Otros medios de transporte

No sólo los sistemas de la aviación se han apuntado a la conectividad IP, ya conocemos la conectividad de los automóviles para proveer servicios al conductor y las noticias sobre vulnerabilidades en sus sistemas. Una de las últimas -The Hacker News[ix] la publicó el pasado 6 de junio- tiene que ver con el Mitsubishi Outlander. Según la noticia, un experto en seguridad ha encontrado una vulnerabilidad en su sistema WI-FI que permitiría acceder remotamente al vehículo y desconectar sus sistema de alarma para poder robarlo. En el mismo artículo hay enlaces a noticias como que "Hackers encuentran una manera para desconectar el sistema de airbags". Quien dice automóvil, dice autobuses o camiones de transporte. 

Los medios de transporte de personas y mercancías, y las redes que los soportan tienen un gran importancia. Por esto tienen un tratamiento especial y son considerados como "Infraestructuras críticas (IC)".

Según la UE, IC se considera "cualquier activo, sistema o parte de ello localizado en un estado miembro el cual es imprescindible para el mantenimiento de las funciones sociales, salud, seguridad en personas y cosas, economía o bienestar de las personas, cuya interrupción, alteración o destrucción tendría un impacto significativo en el estado miembro como resultado del fallo en el mantenimiento de tales funciones"[x]. 

La UE está trabajando en que las redes de transporte sean más eficientes y sostenibles. Para ello ha definido una serie de programas dentro de lo que llama "Sistemas de transporte inteligente o ITS -Intelligent transport systems-", que define como la aplicación de las tecnologías de la información y las comunicaciones al transporte, para mejorar sus niveles de servicio y eficiencia. Dentro de esto están incluidos todos los medios: transporte por carretera, tren, marítimo y, por supuesto, aéreo ya comentado.

¿Pero ganaremos en seguridad? ¿O lo que se gana por tener un control más exhaustivo de las redes de transporte se pierde por el tema de la inseguridad de los sistemas digitales y las redes de interconexión?

Conclusión

Considerando que poco a poco cada vez más cosas están conectadas a Internet y por tanto entre sí, desde los coches a los aviones y los trenes, las carreteras y las vías de los trenes, la ropa que llevaremos en un futuro o el medidor de nuestras constantes vitales, parece que va a haber muchas infraestructuras críticas, ya que un fallo de ciber-seguridad puede paralizar en muchas cosas alguna de las funciones consideradas críticas para una sociedad.

Sería importante considerar dotar a cualquier sistema que se vaya a conectar de todas las medidas de seguridad que se conozcan y sean pertinentes; y no poner trabas por perder el control sobre, por ejemplo los cifrados fuertes en las comunicaciones de los ciudadanos; o no permitir publicidad en nuestros sistemas porque pueden traer malware.

¿A quién o quienes les interesa este mundo cada vez más inseguro? ¿Por qué no se hace nada para que la tecnología nazca segura?

Debemos impedir que se haga realidad el título de un artículo de "El País" del pasado 29 de mayo: “En 2020 ya no podremos proteger nuestras redes frente a los ataques”[xi].

Más que nada es que los transportes no tripulados ya constituyen una realidad: aviones, es decir, drones; automóviles, los de Google y Tesla, por ejemplo; trenes, que según el artículo de El Mundo titulado "Europa quiere trenes 'sin conductor'"[xii], los trenes del metro de Madrid y Bilbao realmente ya funcionan sin conductor, el cual está presente sólo para tranquilidad del usuario; y barcos, como el Relationship de 1998, que según un artículo[xiii] de Der Spiegel reproducido por El País, dicho barco -un trimarán de 11 metros- estaba gobernado por un ordenador a bordo que manejaba las velas, el timón y trazaba su trayectoria, y desde un centro de control en Alemania vigilaban su ruta con cámaras de vídeo y satélite. 

* * *

Este artículo fué publicado originalmente por @PuntoSeguridad.com/"Cuadernos de Seguridad", julio-agosto,2016, nº 313, pg.80, Ciberseguridad – "Los medios de transporte ya tienen IP" – María José de la Calle.

-----------------------------------

[i] Una explicación detallada del significado de este tweet la podemos encontrar en la siguiente url [a 9-06-2016] https://news.ycombinator.com/item?id=9402667     

[ii] url [a 9-06-2016] https://twitter.com/Sidragon1/status/589050973504536576 

[iii] Kim Zetter, 21, Abr, 2015. "Feds Warn Airlines to Look Out for Passengers Hacking Jets". WIRED. url [a 9-06-2016] https://www.wired.com/2015/04/fbi-tsa-warn-airlines-tampering-onboard-wifi/ 

[iv] Kim Zetter, 21, Abr, 2015. "Hacker’s Tweet Reignites Ugly Battle Over Security Holes". WIRED. url [a 9-06-2016] https://www.wired.com/2015/04/twitter-plane-chris-roberts-security-reasearch-cold-war/ 

[v] Lane Thames, 23, Jun, 2015. "Did The Aviation Industry Fail Cybersecurity 101?". Tripwire/ The State of Security. url [a 9-06-2016] http://www.tripwire.com/state-of-security/security-data-protection/cyber-security/the-aviation-industry-did-they-fail-cybersecurity-101/ 

[vi] Gerald L. Dillingham, Ph.D., Gregory C. Wilshusen, Nabajyoti Barkakati Ph.D., Abr, 2015. "Air Traffic Control. FAA Needs a More Comprehensive Approach to Address Cybersecurity As Agency Transitions to NextGen". United States Government Accountability Office, GAO-15-370. url [a 9-06-2016] http://www.gao.gov/assets/670/669627.pdf 

[vii] Matthew Hoye and Rene Marsh, 15, Abr, 2015. "GAO: Newer aircraft vulnerable to hacking". CNN. url [a 9-06-2016] http://edition.cnn.com/2015/04/14/politics/gao-newer-aircraft-vulnerable-to-hacking/ 

[viii] "European ATM Master Plan. Executive View - Edition 2015". Luxembourg: Publications Office of the European Union, 2015. url [a 9-06-2016] http://ec.europa.eu/transport/modes/air/sesar/doc/eu-atm-master-plan-2015.pdf 

[ix] Swati Khandelwal, 6, Jun, 2016. "Mitsubishi Outlander Car's Theft Alarm Hacked through Wi-Fi". The Hacker News. url [a 9-06-2016]  http://thehackernews.com/2016/06/mitsubishi-car-hacking.html? 

[x] Directiva europea 2008/114/EC del Consejo, de 8 de diciembre de 2008, sobre la identificación y designación de infraestructuras críticas europeas y la evaluación de la necesidad de mejorar su protección. url [a 9-06-2016] http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=uriserv%3Ajl0013 

[xi] Beatriz Guillén, 29, May, 2016. "En 2020 ya no podremos proteger nuestras redes frente a los ataques". El País. url [a 9-06-2016] http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/05/06/actualidad/1462550216_094378.html 

[xii] Eugenio Mallol, 26, Sept, 2015. "Europa quiere trenes 'sin conductor'". El Mundo. url [a 9-06-2016] http://www.elmundo.es/economia/2015/09/21/55ffdcc9268e3e8d088b4585.html 

[xiii] Der Spiegel , 7, Jun, 1998. "Un barco sin piloto hará escala en Canarias en su vuelta al mundo". El País. url [a 9-06- 2016] http://elpais.com/diario/1998/06/07/sociedad/897170405_850215.html 

 

Ciudades inteligentes, Internet de las Cosas y Herencia

Friday, 17 June 2016 Manolo Palao Posted in iTTi Views

El que deja una herencia, deja pendencias

Del refranero popular.

Dichoso el día en que ni la fortuna ni la miseria se hereden”. 

Rafael Barrett [i]

El creciente y natural interés por las ciudades inteligentes —smart cities (SC)— y por el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) viene provocando por doquier infinidad de eventos y publicaciones de muy diverso enfoque y también de muy variada calidad.

En su gran mayoría, describen ambos fenómenos —SC e IoT— como una revolución global y de gran impacto que ya ha comenzado y está acelerándose, por la rápida evolución de la tecnología, el crecimiento de la población y la aspiración y acceso crecientes a la tecnología por parte de cada vez mayores contingentes humanos. Esas descripciones, muy a menudo, anuncian —a veces con tintes evangelizadores— un futuro próximo de utopía feliz.

El objetivo de las SC es «una calidad de vida elevada, un desarrollo económico-ambiental durable y sostenible, una gobernanza participativa, una gestión prudente y reflexiva de los recursos naturales, y un buen aprovechamiento del tiempo de los ciudadanos»[ii]. Calidad de vida, sostenibilidad y eficacia serían los tres conceptos clave.

Las SC son ciudades en las que se dan «un uso intensivo de lo digital (con una dependencia globalizada de infraestructuras y servicios) y una alta concentración, diversidad, y poder de agentes y otros “interesados”»[iii]. El concepto de SC está todavía cristalizándose, como lo prueba que una búsqueda somera en Google de las ciudades “más smart” de 2015 arroja listas sin coincidencia alguna [iv]. 

Dicho ‘uso intensivo’ consiste fundamentalmente en una amplia utilización de la Internet de las Cosas, que permite una creciente regulación ‘inteligente’ (mediante sensores y algoritmos y dispositivos actuadores) de redes, como las de semáforos, abastecimientos (comunicaciones, agua, gas, electricidad, etc.) y otros servicios (hospitales, emergencias, etc.). De todo ello hay experiencias piloto y aplicaciones que ya tratan bastante satisfactoriamente sistemas muy diversos. 

Son usos de la IoT que deberían ir acompañados de un mayor y mejor uso de ‘tecnologías sociales’, «‘tecnologías de las personas’: Administración-e, sanidad-e, educación-e, voto-e, mayor democracia participativa (que no asamblearia)»[v]. 

En ambos casos (‘tecnología de las cosas’ y ‘tecnología de las personas’) se trata de usos capital-intensivos, que globalmente se desarrollarán e implantarán en el mundo diferencialmente, según los planes del capital y la capacidad de endeudamiento de las ciudades. Por ello, sería bueno también que gobiernos, universidades y pequeños emprendedores centraran además su atención en ‘tecnologías blandas’[vi] alternativas o complementarias, muchas de rápida implantación, con baja inversión. 

* *

Tanta novedad y progreso nos puede distraer de mirar adecuadamente al pasado, llevándonos a ignorar la herencia histórica de las ciudades (y de gran parte de la infraestructura de la IoT). No es que esta perspectiva histórica sea la mejor ni la única. Se trata simplemente de que no debe obviarse.

«La prospectiva conduce inevitablemente a la ciencia ficción, porque es fácil deslizarse hacia el entusiasmo tecnológico»[vii].

Como reflexión histórica, las ciudades de la segunda de las dos listas de la Nota [iv], fueron fundadas en las fechas que indica la tabla adjunta. Una gran herencia; con sistemas físicos y culturales, con siglos de antigüedad. 

Las que se estiman[viii] ser las 10 mayores megalópolis actuales albergan unos 317 M de habitantes y en general crecen a un ritmo acelerado (ley gravitatoria). Parece lógico pensar que estas grandes concentraciones humanas, de rápido crecimiento, son o serán muy pronto importantes candidatas a evolucionar hacia SC —de hecho, dos de ellas, N. York y Tokio están en la Tabla de SC—.

Herencias antiguas tienen también la mayoría de las muchas que se denominan ‘nuevas ciudades’ (new towns) o ciudades planificadas [ix] (aparte de que  el adjetivo ‘nuevo’ en el nombre de la ciudad puede inducir a errores históricos: Nueva York es de 1624, como he señalado; y Nueva Delhi de 1911).  

La paradigmática new town británica Milton Keynes (de 1967, ya con un trazado viario mallado y no radial) "tiene el compromiso de convertirse en una Smart City”[x].

Quizá puedan salvarse de la losa histórica aquéllas de las nuevas ciudades chinas ‘millennials’ (nativas digitales)[xi] que lleguen a consolidarse, porque al parecer, bastantes están desiertas o casi[xii].

Por otra parte, cabe esperar que el desarrollo de la ‘industria 4.0’ —caracterizada, entre otras cosas, por la robotización, que da lugar a una industria cada vez menos mano_de_obra-intensiva[xiii]— pueda en parte atenuar algo el crecimiento urbano (y de las nuevas ciudades), dado que éste se debió en gran parte a la creciente demanda de mano de obra concentrada surgida tras la Revolución Industrial.[xiv]

Por lo que respecta a la IoT y pese al anunciado progreso de la ‘industria 4.0’, durante mucho tiempo, una parte significativa, si no la mayor parte, de las ‘cosas’ que maneje y de su infraestructura, seguirán siendo también ‘heredadas’. La capacidad de renovación del parque empresarial es limitada y la tasa de penetración ‘generalizada’ de las innovaciones es relativamente lenta [xv].  

«Investigaciones recientes prueban que, como media, los países han adoptado tecnologías tales como las de automóviles, camiones, ordenadores / computadoras personales, teléfonos o imágenes de resonancia magnética más de cuarenta y cinco años tras su invención»[xvi].

En España, el 41% del parque de vehículos (un total de 30M) tenía –con datos hasta 2013 inclusive— más de 15 años de antigüedad [xvii]. ¿Qué porcentaje del parque total dispone de conectividad con servicios web o de asistencia al aparcamiento / parqueo? 

* *

En Informática, la palabra ‘herencia’ —legacy— es una palabra de mal agüero. La ‘herencia’, generalmente, es un problema intricado, retorcido [xviii], una “patata caliente”. Supone problemas económicos (eficacia, eficiencia), operativos (facilidad, continuidad, mantenimiento) y de seguridad. 

Un sistema heredado es «un sistema informático (equipos informáticos o aplicaciones) que ha quedado anticuado, pero continúa siendo utilizado por el usuario (típicamente una organización o empresa) y no se quiere o no se puede reemplazar o actualizar de forma sencilla»[xix].

Las herencias informáticas, por la propia historia de la tecnología, son herencias relativamente recientes y frescas: difícilmente superan, en los casos extremos, los 30 – 40 años. 

Pero imaginen ustedes, entonces, lo que esas herencias —que de por sí consideramos pesadas— pueden suponer superpuestas a las de los sistemas físicos (operativos, fabriles, urbanos) que a su vez son sistemas heredados, muchos con una enorme carga histórica. 

Estamos ante lo que el Prof. Allenby [xx] (hablando del cambio climático) denomina una ‘condición’ (en el sentido de estado o situación) a la que hay que habituarse, e intentar tratar a medio-largo plazo; pero no ante un ‘problema’, como algo que permite confiar en una solución directa, relativamente pronta. Una ‘condición’ o ‘problema retorcido’. 

* *

Quizá uno de los riesgos y retos más importantes que plantea y planteará la herencia es el de la seguridad. Los sistemas heredados son intrínsecamente inseguros, porque fueron diseñados sin que la seguridad fuese una especificación de diseño. Y en las SC y en la IoT se están implantando sistemas informáticos heredados inseguros [xxi] [xii]; y los nuevos que se implantan, con frecuencia, se están implantando sin las precauciones de seguridad adecuadas [xxiii]. 

Muchas legislaciones permiten rechazar las herencias convencionales (conjunto de bienes y obligaciones que alguien cede a su muerte). Las herencias genéticas no son (por el momento) rechazables y las tecnológicas lo son rara vez.

Hay, por ello, y habrá durante años, tanto en las SC, cuanto en la IoT, temas de preocupación y de ocupación abundantes e importantes, para los especialistas en seguridad.

* * *

Este artículo fué publicado originalmente por la revista mejicana Magazcitum el 21/04/2016. Ref: Magazcitum, año 7, nº1, 2016 pág. 26. "Ciudades Inteligentes, Internet de las Cosas y Herencia" - Manolo Palao. 

-------------------------------

[i] http://www.mundifrases.com/frase/rafael-barrett-dichoso-el-dia-en-que-ni-la-fortuna/. Consultado  20160123.  

[ii] https://es.wikipedia.org/wiki/Ciudad_inteligente. Consultado 20160123.

[iii] Palao, M. y García-Menéndez, M. (abril 2015). “Smart Cities y Gobierno Corporativo de las Tecnologías de la Información”.  REVISTA APD. Monográficos 2015,  apd Asociación para el Progreso de la Dirección. Madrid.  

[iv] Arlington County, Virginia, EEUU; Columbus, Ohio, EEUU; Ipswich, Queensland, Australia; Mitchell, South Dakota, EEUU; New Taipei City, Taiwan; Rio de Janeiro, Brasil; Surrey, British Columbia, Canada; según Forbes: World's Top 7 Smart Cities Of 2015 Are Not The Ones You'd Expect http://www.forbes.com/sites/federicoguerrini/2015/01/28/worlds-top-7-smartest-cities-of-2015-are-not-the-ones-youd-expect/#585258cb419c.  

Barcelona, Berlín, Estocolmo, Hong Kong, Londres, Nueva York, París, Tokio, Toronto, Viena; según First Point Group: TOP 10 SMART CITIES IN THE WORLD  http://www.firstpointgroup.com/top-10-smart-cities-in-the-world-2/.

[v] Ver Nota 3.

[vi] Como educación, persuasión, invéntica, heurística, investigación operativa, economía compartida, autoconsumo, consorcio, etc. Ver, p. ej., http://tecnoblanda.blogspot.com.es/ y  Varela, G. (1997), “Los patrones de vinculación Universidad-Empresa en Estados Unidos y Canadá y sus implicaciones para América Latina”, en Casas, R. y Luna, M. –Coordinadoras. (1997). Gobierno, Academia y Empresas en México. Hacia una nueva configuración de relaciones. México, D. F.: Plaza y Valdés. p 55. 

[vii] El País (Editorial). (20160124). El beneficio de la catástrofe. http://economia.elpais.com/economia/2016/01/22/actualidad/1453485315_217905.html. Consultado 20160124. 

[viii] Ciudad de México, Delhi, Guangzhou, Jakarta, Karachi, Manila, Mumbai, Nueva York, Shanghái, y Tokio. https://es.wikipedia.org/wiki/Megal%C3%B3polis#Megal.C3.B3polis_m.C3.A1s_pobladas. Consultado  20160123.

[ix] https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_planned_cities.  Consultado 20160126.

[x] http://en.webot.org/?search=Smart_city. Consultado 20160126.

[xi] «Los principales cambios en la planificación de nuevas ciudades sucedieron en la década de 2000, cuando las ciudades chinas experimentaron una suburbanización acelerada». Traducido de Wu, F. (2015). Planning for Growth: Urban and Regional Planning in China. Nueva York: Routledge. Ch. 6. 

[xii] http://www.dailymail.co.uk/news/article-2005231/Chinas-ghost-towns-New-satellite-pictures-massive-skyscraper-cities-STILL-completely-empty.html. Consultado 20160126.

[xiii] “[E]n un horizonte comprendido entre el 2025 y el 2035, el 47% de la población ocupada de EEUU se hallará en un riego muy alto de que el trabajo que desempeña sea realizado por un elemento no humano”. Niño Becerra, S. (5 de enero 2016).  “Reedición”.  LACARTADELABOLSA.  http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/reedicion. Consultado 20160105. 

[xiv] El movimiento de las nuevas ciudades surgió en un intento de corregir la congestión, hacinamiento e inconvenientes de las ciudades, «subproducto de la revolución industrial, generado por el círculo vicioso por el que la industria optó por establecerse próxima a las bases de población».

https://en.wikipedia.org/wiki/New_towns_movement#The_New_Towns_Movement_around_the_world . Consultado 20160125.

[xv] “Un 2% probablemente no es una mala aproximación de cuán deprisa, como media, la Humanidad puede avanzar la frontera de la innovación, y parece nuestra mejor previsión para el próximo cuarto de siglo…

Tras la espectacular iluminación, en 1882, del bajo Manhattan por Thomas Edison, la electrificación de la mitad de las fábricas [de EEUU] aún llevó unas cuatro décadas”. Traducido de Greenspan, A. (2007). The Age of Turbulence.  The Penguin Press. pp 473-6.

[xvi] Fuente: Traducido de Allenby, B. R. (2012). The Theory and Practice of Sustainable Engineering. Nueva York: Pearson Learning Solutions.  p 156. 

[xvii] Fuente: elaboración propia, a partir de datos publicados por la Dirección General de Tráfico. http://www.dgt.es/es/seguridad-vial/estadisticas-e-indicadores/parque-vehiculos/. Consultado 20160123.

[xviii] «Un "problema retorcido" (en inglés, "wicked problem") es … un problema que es difícil o imposible de resolver dado que presenta requisitos incompletos, contradictorios y cambiantes que generalmente son difíciles de reconocer. El término "retorcido" no se utiliza en un sentido de malvado, sino antes bien como resistencia a la solución».  https://es.wikipedia.org/wiki/Problema_retorcido.  Consultado 20160126. 

[xix] https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_heredado. Consultado 20160123. 

[xx] Ver Nota 16.

[xxi] “Al considerar los requisitos de un sistema operativo seguro, vale la pena reconocer cuán lejos de satisfacer tales requisitos están los sistemas operativos corrientes”. Traducido de: Jaeger, T. (2008). Operating Systems Security.  San Rafael, California: Morgan & Claypool. p 39. 

[xxii] “ [P]rácticamente, todos los sistemas operativos embebidos instalados son incapaces de satisfacer de forma significativa niveles altos de certificación de seguridad. Una de las razones de la falta de seguridad de los sistemas operativos es el enfoque adoptado históricamente para lograr la seguridad. En la mayoría de los casos, la seguridad de ‘atornilla’ a toro pasado… Lamentablemente, muchos de los sistemas que se usan en el mundo para monitorizar y controlar plantas y equipos en industrias tales como abastecimientos de agua, saneamiento y gestión de basuras, energía y refino del petróleo usan esos sistemas operativos, los mismos que hay instalados en un vulgar PC”. Traducido de David Kleidermacher, D. & Kleidermacher, M. (2012).  Embedded Systems Security: Practical Methods for Safe and Secure Software and Systems Development. Elsevier. p 27. 

[xxiii] «Las nuevas tecnologías (sistemas, dispositivos, etc.) se están implantando sin realizar ninguna prueba de seguridad». Traducido de Cerrudo, C. (2015). Hacking Smart Cities. RSA Conference 2015.

https://www.rsaconference.com/events/us15/agenda/sessions/1527/hacking-smart-cities.  Consultado 20160127.

  

La Internet de Todo y de Todos

Thursday, 09 April 2015 iTTi, Innovation & Technology Trends Institute Posted in iTTi Views

María-José de la Calle

Miguel García-Menéndez

Permítanos sumarnos, desde iTTi, a las actividades que, con motivo de la celebración del Día Internacional de la "Internet de las Cosas" (IoTDay), están teniendo lugar en la jornada de hoy. Y permita que lo hagamos con una reflexión acerca de los beneficios -algunos, al menos- de este nuevo paradigma. Sirva ello de contrapunto a anteriores análisis que, sobre los riesgos vinculados a la "IoT", hemos ido recogiendo en nuestras "Perspectives". Riesgos relacionados con el peligro que puede suponer la interconexión -a través de la Red- de aquellos objetos que nos rodean y que, por dicho medio, intercambian datos -bien entre ellos mismos, bien con nosotros- para alcanzar alguna meta determinada.

Ejemplo de ello son piezas como "'Internet de las cosas' o la peligrosa transformación del mundo real en virtual", la cual ofrece una perspectiva sobre la inseguridad que puede causar que las cosas del mundo real hereden las debilidades de los dispositivos computacionales que las tratan e interconectan, o "Troyanos materiales o la seguridad de las 'cosas'", que presenta la problemática de los troyanos 'físicos' (integrados en el hardware) que puede incorporar "de fábrica" cualquier producto o componente electrónico, de los que constituyen nuestro actual modelo de vida: automóviles, fotografías y ‘youtubes’, teléfonos, tráfico, iluminación, distribución de electricidad, agua, gas, sensores, controles, parquímetros, sanidad, equipos médicos, meteorología, robots fabriles, satélites, aviónica, tráfico aéreo, aulas virtuales, teleasistencia, el comercio y el ocio en la Red, y, aún, un muy largo etcétera. 

A partir de la relación dada en el párrafo anterior, cabría interpretar las consecuencias de la adopción de esos mismos objetos desde una perspectiva de las oportunidades y de los beneficios.

Tómese como ejemplo el automóvil, protagonista de la "Internet de los Coches" (o "de los Carros", como sin duda preferirán muchos de Uds.). Actualmente, y gracias a los mecanismos de posicionamiento por satélite que puede incorporar, cualquier vehículo sería capaz de guiarnos hasta nuestro destino. En el caso de los coches [hiper-]conectados las funcionalidades se amplían: mantienen el contacto y un permenente intercambio con el taller, gracias a una serie de sensores que permiten conocer el estado del propio vehículo, advierten de la necesidad de realizarles una próxima revisión, se comunican con sensores urbanos, los cuales informan sobre el estado del tráfico sugiriéndonos rutas alternativas o estacionamientos cercanos donde aparcar, etc. Nadie pondrá en tela de juicio que todo esto facilita la vida. Más aún lo hará el vehículo del futuro -ya presente- dotado de capacidades autónomas (vehículo autónomo o vehículo sin conductor) que permitirá un uso más generalizado del automóvil entre el colectivo de personas con alguna incapacidad.

Un segundo ejemplo lo constituyen las llamadas "ciudades inteligentes", las cuales estarían pobladas, a su vez, de domicilios inteligentes -permítanos jugar con el término "Internet de las Casas"-. El ser humano vive, principalmente, en grandes núcleos urbanos. Este hecho conlleva una serie de problemas derivados de la elevada concentración de personas, de forma tal, que cualquier incidente sería susceptible de afectar a una gran cantidad de individuos. Para minizar los efectos de dichos incidentes y ofrecer la respuesta más rápida posible, sería preciso disponer de: a) observadores, esto es, cámaras, sensores, medidores, etc., que permitiesen conocer el estado de las cosas en cualquier punto de la ciudad, en cualquier momento; b), acceso (vía comunicaciones) a todos los datos obtenidos por los mencionados "observadores", que facilitasen la toma de decisiones; y c), canales y mecanismos que habiliten una rápida comunicación al ciudadano sobre la mejor forma de actuar. Todo ello requeriría un amplio despliegue de máquinas interconectadas a modo de malla inteligente que cubriría toda la ciudad. 

Extendiendo este concepto de servicio público llegaríamos a hablar, también, de los datos tomados por los satélites que sirven tanto para la previsión meteorológica cuanto -junto a otros sensores- para advertir sobre la inminencia de terremotos o erupciones volcánicas. Recientemente han aparecido empresas dedicadas a la fabricación de nanosatélites, mucho más baratos que los que se tenían hasta ahora tanto en su construcción como en su puesta en órbita, ya que por su menor tamaño y peso necesitan mucha menos energía [i]. 

Finalmente, al igual que en los ejemplos anteriores, también las personas podemos dotarnos de sensores vinculados a objetos considerados de uso común. Hoy día, estos permiten medir los pasos que damos, analizar el aire que exhalamos [ii][iii], nuestro ritmo cardíaco y un largo y creciente etc. Estos dispositivos para llevar encima (del inglés "wearable") tienen una variada apariencia: relojes, pulseras, gafas, etc. Con los datos que proporcionan, se nos puede advertir de cualquier situación anómala en nuestro estado de salud y aconsejar sobre qué hacer. En una comunicación entre máquinas, como también ocurría con los vehículos y los talleres, nuestro propio centro de salud quedaría avisado, de modo que, desde allí recibiríamos la ayuda o las recomendaciones pertinentes. 

Gran parte de estos sensores no constituyen ninguna novedad. Lo verdaderamente innovador se encuentran en las actuales capacidades de comunicación entre ellos y de tratamiento de la enorme cantidad de datos que generan. De este modo ayudan a proporcionar una imagen más precisa de casi todo y una fuente de conocimiento no sólo para dar respuestas a lo inmediato, sino, también, en el medio y largo plazo, de forma que todo ello habrá de permitir mejorar las condiciones de vida de la humanidad. Sirva de ejemplo los estudios sobre el clima y cómo influyen en la producción de alimentos [iv] o en la vida en el planeta en general [v]. 

Como señalaba Bill Gates hace unos días, en un memorando remitido a los empleados de Microsoft con motivo del cuadragésimo aniversario de la empresa, es "hacer que el poder de la tecnología llegue a todo el mundo, conecte a todo el mundo y en cualquier lugar". Es hacer que todo y todos estemos conectados y trabajando juntos.

... cosas y personas. La "Internet of Everything" (IoE) y la "Internet of Everyone" (IoEO).

* * *

iTTi, 9 de abril de 2015, Día internacional de la "Internet de las Cosas" (IoTDay

---------------------------------------

[i]  http://www.economist.com/news/technology-quarterly/21603240-small-satellites-taking-advantage-smartphones-and-other-consumer-technologies 

[ii] http://www.designcouncil.org.uk/knowledge-resources/case-study/owlstone 

[iii] http://www.dailymail.co.uk/health/article-2613856/Theres-app-Mobile-phone-breath-test-check-signs-cancer.html 

[iv] ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/i0112s/i0112s03.pdf 

[v] http://www.cell.com/trends/ecology-evolution/abstract/S0169-5347(05)00162-X?_returnURL=http%3A%2F%20%2Flinkinghub.elsevier.com%2Fretrieve%2Fpii%2FS016953470500162X%3Fshowall%3Dtrue 

 

Publícitis

To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk