Follow us on:
Perspectives

El dinero como datos

Monday, 26 December 2016 Maria Jose de la Calle Posted in iTTi Views

La Comisión Europea, en el documento titulado "Hacia un desarrollo de la economía conducida por los datos"[i] expone los beneficios para Europa del tratamiento de los datos o del Big-Data. Los datos y su tratamiento constituyen una nueva fuente de riqueza. 

Y al contrario, también es cierto. La realidad física del dinero se está difuminando en una realidad virtual al transformarse en datos residentes en ordenadores y que viajan por las redes de comunicaciones cambiando de propietario, como pago de bienes tangibles o intangibles, realizándose transacciones con intervención humana o sin ella.   

Ejemplo de ello son las contrataciones de valores en las bolsas, que son operaciones informatizadas en base a algoritmos capaces de examinar gran cantidad de parámetros, y que van informando de los cambios o tomando decisiones en tiempo real.  

Unas operaciones las realizan los agentes ayudados por las máquinas [ii] y, otras las realizan las propias máquinas, que lanzan órdenes al mercado financiero en cuestión de milisegundos. Esto último es la "contratación -o negociación- de alta frecuencia" o high frequency trading (HFT), que se utilizan para obtener beneficio a corto plazo, es decir, mantener una posición el menor tiempo posible, que a veces son milisegundos, o segundos, o minutos incluso. Los tiempos en las HFT son tan cortos e importantes que los equipos se suelen colocar lo más cerca posible de la bolsa para reducir el tiempo de comunicación entre  la máquina del operador y la de la bolsa en la que opera.   

En un ámbito más común, los pagos con tarjeta de crédito ya tienen varias décadas, y con la llegada de internet se adaptó también para pagar en compras por este medio; a día de hoy, ya se pueden realizar pagos con el teléfono -móvil- y almacenar dinero en él como si de una tarjeta de crédito se tratase, a través de una aplicación (App). Es suficiente con acreditar que se dispone de la cantidad a abonar, en el caso de pago,  y dónde está direccionado, es decir, la cuenta bancaria. Es el sistema bancario más difundido en África. 

¿Seguirán usándose la tarjeta y la cuenta bancaria? Quizás, como afirma Bill Gates en su carta anual de 2015 [iii], "hacia el 2030, dos mil millones de personas que no tengan una cuenta bancaria guardarán dinero y realizarán pagos con su teléfono. Y por entonces, los proveedores de dinero "móvil" ofrecerán un rango completo de servicios financieros, desde cuentas de ahorro con interés para ahorro, a créditos y seguros".  

Esta digitalización o virtualización del dinero, junto con la explosión del uso de las comunicaciones móviles, ha tenido como resultado que pequeñas empresas tecnológicas -o grandes, como Apple o Google-, apoyándose en su conocimiento de la tecnología, hayan creado nuevas formas de proveer servicios financieros tradicionalmente ofrecidos por el sector bancario, desde los ya comentados pagos y transacciones, monederos digitales o créditos hasta asesoría financiera e inversiones, lo que ha obligado a la Banca más tradicional a plantearse el cambio hacia esta nueva manera de hacer. Para las tecnológicas "metidas a banqueros" se ha acuñado el término fintech, contracción de los vocablos ingleses “financial” y “technology”.  

La virtualización del dinero ha tenido su mayor exponente en la moneda nacida ya virtual, sin existencia física previa: el Bitcoin. No depende de ningún gobierno, institución o entidad financiera, como las monedas al uso, el control lo realizan los propios usuarios mediante transacciones directas entre ellos, anónimas y cifradas. Su uso es a través de aplicaciones y, como tal moneda, se puede utilizar para la compra-venta de productos y servicios allá donde la acepten. Pero el Bitcoin tiene actualmente dos aspectos negativos importantes: por una parte, tiene una alta volatilidad cambiaria; por otra, se ha convertido en la moneda refugio de las mafias, dado su anonimato. 

Sin embrago, la verdadera revolución está en el mecanismo en el que se basa el Bitcoin, el "blockchain" o "cadena de bloques", donde se va apuntando cada una de las transacciones realizadas, como de si un libro de contabilidad se tratara, un sistema criptográfico que permite la confianza entre agentes sin necesidad de una autoridad central (el banco emisor), un medio para intercambio y almacenamiento de valor. 

Están surgiendo por parte de la Banca tradicional y empresas tecnológicas otras iniciativas de nuevas monedas y servicios basados en el principio funcional del Bitcoin. Veamos algunas aparecidas recientemente:

"Santander se alía con UBS, Deutsche Bank y BNY Mellon para impulsar el uso del dinero digital"[iv], noticia del diario "Expansión", del 24 de agosto pasado, en la que informa de que dicha alianza desarrollará el sistema 'Utility Settlement Coin' (USC) basado en la tecnología blockchain, el cual "facilitará pagos y liquidaciones de forma eficiente, rápida y segura". 

"Microsoft y Bank of America se alían para desarrollar tecnología blockchain"[v], noticia de "elEconomista" del 28 de septiembre pasado, en la que informa que dichas entidades "han acordado colaborar para desarrollar la tecnología 'blockchain' con el objetivo de impulsar la transformación de las transacciones financieras".  

La Banca, como otros muchos sectores, está también embarcada en un proceso de digitalización no sólo del dinero sino de sus procesos, a juzgar por las noticias, ya habituales donde aparecen unidas la Banca y la Tecnología. Ejemplo de ello, por citar algunos, es la compra de, o la colaboración con las Fintech, el servicio de asesoramiento personalizado a las empresas a través de video-conferencia lanzado por CaixaBank, o el acuerdo de BBVA y Banco Santander con Red-Hat para desarrollar sus respectivas "nubes".

Seguridad en el sector bancario

Que los bancos utilicen ordenadores para su gestión no es una novedad. Sí lo es que la mayoría de las operaciones se realicen a través de dispositivos y software en cualquier sitio donde haya comunicación por Internet, entre entidades bancarias, entre entidades bancarias y sus clientes, y entre los clientes directamente para sus negocios o sus vidas privadas, fuera de los límites del edificio de una entidad bancaria, por cualquier persona y no por un empleado bancario.  

Por ello han aumentado los riesgos de seguridad, del dinero en particular y los activos financieros en general, que se han transformado en información en continuo movimiento por las redes de comunicaciones, con acceso desde cualquier lugar. No hay que olvidar que el sector financiero es el primer objetivo para ladrones en general y cibercriminales en particular, ya que es en estas instituciones donde realmente está el dinero, y la superficie de exposición, como ya se ha visto, ha aumentado considerablemente.

Tanto es así, que la empresa "Raytheon", en el estudio [vi] realizado en el año 2015 sobre la seguridad en el sector financiero, encontró lo siguiente:  

- Los incidentes de seguridad en entidades financieras son 300% más frecuentes que en otros tipos de industria. 

- El 33% de los intentos de ataque tienen como objetivo servicios financieros. 

- Las entidades financieras ocupan el tercer lugar en cuanto a objetivos de “typosquatting”[vii]. 

Es conocido el daño que una crisis financiera causa en la sociedad, y la interconexión y dependencia entre las distintas entidades. Todos recordamos cómo la quiebra de "Lehman Brothers" en el 2008 disparó la crisis. Por este motivo, la importancia de la seguridad en los sistemas financieros es indiscutible ya que, un gran incidente de [ciber]seguridad puede llegar a causar una crisis que afecte no sólo a dicha entidad y sus clientes, sino a otras entidades e incluso al sistema financiero de un país, o de varios países. Tan es así, que España tienen al sistema financiero como perteneciente a uno de los 12 sectores que aseguran la prestación de servicios esenciales, a los que pertenecen las consideradas "Infraestructuras Críticas". 

Seguridad del dinero = ciberseguridad

El dinero ha entrado en la corriente de los datos y de la información, y la forma de acceder a él es la misma que a los datos en general; consecuentemente la seguridad del dinero es ciber-seguridad, seguridad informática y seguridad de la información. 

La seguridad de los datos o seguridad de la información se apoya en tres principios ampliamente conocidos: confidencialidad, integridad y accesibilidad, o expresado de otra manera, los datos deben ser accesibles por personas o sistemas autorizados cuando éstos así lo requieran, y sólo por éstos, y en la forma en que en ese momento sea pertinente y lo tengan permitido. 

Un incidente de seguridad se puede definir como cualquier suceso que no forma parte de la operación normal de un servicio y que causa, o puede causar, una interrupción o una disminución de la calidad de dicho servicio, incluyendo la violación de una norma de seguridad o el fallo de una salvaguarda. 

Según esta definición, las causas de los ciberincidentes son múltiples. Un mal funcionamiento o interrupción de un sistema no tienen porqué proceder del ciber-delito. Muchas veces son incidentes producidos errores o fallos internos: un error de software, eliminación de algún dato por error, actualizaciones no llevadas a cabo adecuadamente, fallos en el mantenimiento del hardware, y errores humanos en general. 

* *

Para terminar, los nostálgicos que quieran tener dinero en efectivo, también con el móvil lo pueden tener. El banco "ING Direct" acaba de sacar un servicio que, como si de una compra se tratara, en la caja de algunos supermercados o gasolineras puedes "pagar" con el móvil y se obtiene esa misma cantidad en efectivo [viii]. 

* * *

Este artículo fué publicado originalmente por @PuntoSeguridad.com/"Cuadernos de Seguridad", noviembre, 2016, nº 316, pg.92, Ciberseguridad – "El dinero como datos" – María José de la Calle.  

---------------------------------------------------

[i]  "Towards a thriving data-driven economy", (24 de febrero, 2016). European Comission. url [a 9-10-2016] https://ec.europa.eu/digital-single-market/en/towards-thriving-data-driven-economy   

[ii] J.A.Pérez (oct, 2011) "Negociación de  Alta Frecuencia: Más Ventajas que Incovenientes" url [a 9-10-2016] http://www.bolsasymercados.es/esp/publicacion/revista/2011/12/46-50_act-rep_alta_frecuencia.pdf  

[iii] "By 2030, 2 billion people who don't have a bank account today will be storing money and making payment with their phones. And by then, mobile money providers will be offering the full range of financial services, from interest-bearing savings accounts to credit to insurance." "2015 Gates Annual Letter".  url [a 9-10-2016] https://www.gatesnotes.com/2015-annual-letter?page=0&lang=en  

[iv] "Santander se alía con UBS, Deutsche Bank y BNY Mellon para impulsar el uso del dinero digital", (24 de agosto, 2016). Expansión. url [a 9-10-2016] http://www.expansion.com/empresas/banca/2016/08/24/57bd61bce5fdea154d8b467a.html 

[v] "Microsoft y Bank of America se alían para desarrollar tecnología blockchain" (28 de septiembre, 2016) url [a 9-10-2016] http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7853084/09/16/Microsoft-y-Bank-of-America-desarrollaran-en-conjunto-la-tecnologia-blockchain.html  

[vi] "2015 Industry Drill-Down Report Financial Services" (2015). Raytheon/ Websense Lab. url [a 9-10-2016] http://www.websense.com/assets/reports/report-2015-industry-drill-down-finance-en.pdf 

[vii] "¿Qué es el "Typosquatting"?", (7 de noviembre, 2004). uni>ersia. url [a 9-10-2016] http://noticias.universia.es/ciencia-nn-tt/noticia/2004/11/07/610533/que-es-typosquatting.html 

[viii] url [a 9-10-2016] https://www.ingdirect.es/twyp/twyp-cash.html  

 

Comments (0)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Publícitis

To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk